jueves, 24 de julio de 2014

Bob Marley. No Woman No Cry

John Lennon Imagine

2ª VISITA A ROQUE NEGRO

Como quedaron cosas por ver y escuchar, volví a Roque Negro.
Esta vez las guías fueron Iluminada y Juana que nos enriquecieron contándonos sus vivencias. Por supuesto también estaba Israel, hombre lleno de sabiduría y amor a la naturaleza, que ya lo conocemos.

Se las presento:

Juana, fantástica mujer.


Iluminada, transmisora de serenidad.


La Asociación de vecinos de Roque Negro se llama Nube Gris, y las fiestas  comienzan el 15 de agosto y terminan el 6 de septiembre. En honor a la Virgen de Fátima.

Nos recordaba Iluminada como hacían velas con las papas para poder tener luz, y faroles con botellas para cuando caminaban de noche. Con esto Juana nos contaba una anécdota de su niñez:

"En la casa tenían un brasero de tosca para hacer la comida y tenían las papas con mechones para alumbrar la casa. había que ir poniendo aceite a la vez que se iba quemando el mechón. Una noche se apagaron los mechones y su madre necesitaba calentar leche para el hermano mas pequeño de Juana y no encontraba los fófaros (como dice ella). Juana dormía con su hermana Catalina en la misma cama y Juana se había acostado con los fofaros. Su madre a tientas buscando como loca para poder encender el brasero. Catalina que sabía que Juana tenía los fófaros, gritó desde su cuarto: "Juana los tiene, Juana los tiene", y entró su madre a oscuras en la habitación con la lona en la mano y comenzó a darle lonazos a Catalina pensando que era Juana. Cogió los fófaros y encendíó los mechones y al ver que se había equivocado comenzó a darle la paliza a Juana.


Nos cuentan que al Roque Negro lo llaman El Guardián de Afur. El roque mide 400 m de largo y 750 m de alto. Ellos hacían las hogueras de San Juan en lo alto del roque y venían los de Afur y se las quemaban. También tenían las eras por allá arriba para aprovechar el viento para separar el grano.

Nos cuenta Israel que antes habían grandes poblaciones de dragos y palmeras debajo del monteverde. Ya queda casi nada de ello.

Desde la plaza nos dirigimos hacia los lavaderos y pasamos por su consultorio médico, donde el médico solo viene los viernes por la mañana un par de horas.

Isara nos explicaba las propiedades de la vinagrera para el resfriado. También nos contó que las piteras y las tuneras fueron traídas desde América, donde sacan el Tequila de una pitera variante de a la que tenemos aquí.


Pasamos por casa de Juana que nos ofreció sus ciruelitas. Y pudimos ver cómo aprovechan los diques.



El paisaje está lleno de diques, a los que llaman cuchillete, porque dicen que tienen forma de cuchilla saliendo de la tierra.

Aprovechaban la piedra como principal recurso, las tallaban, hacían las terrazas de cultivo, también el lavadero es de piedra, y por supuesta hacían sus viviendas en la tierra con las casas cuevas; era más fácil escavar en la roca que traer bloques.


Roque Negro tiene dos senderos autoguiados.


La verdad que los carteles dan pena

Bajamos al barranco de la Galería para visitar los lavaderos


La galería tiene entrada y salida, atraviesa toda la montaña y sale a Los Catalanes.


Iluminada nos cuenta cómo subían y bajaban con la ropa en la cabeza y cómo lavaban. Hace dos años las lluvias torrenciales destrozaron el lavadero, y los vecinos lo han arreglado.

Comenzamos a subir por el Lomo de los Madroños, que se han perdido ya muchos, por lo que los mismos vecinos han ido plantando nuevos madroños.


Por el camino Iluminada nos recordó cómo se hacía un ruedo de helechos.


También nos contó como ella jugaba con su perra cuando era niña. La perra estaba enseñada y le llevaba cosas a su padre en la boca que se las enviaba su madre. Iluminada cuidaba las cabras con la perra que se llamaba Lela, y jugaba con ella con ramas de tejo, donde subía a la perra y la arrastraba, luego se subía ella y la perra arrastraba a Iluminada.

Subiendo el lomo pudimos ver varias fajinas.


Una vez arriba, Juana nos llevó al lugar donde ella llegó a este mundo. Su madre venía de Santa Cruz caminando que había ido a comprar aceite y azúcar, y le dieron los dolores de parto y en este lugar nació Juana.

Ya llegamos de nuevo a la plaza y nos dirigimos al colegio. Actualmente al colegio asisten solo 8 niños. Hubieron al principio 80 niños y la primera profesora era de Santander y la llamaban Señorita Milagros.




Y nos pusimos a jugar con Iluminada  a las piedritas, ella lo llama el Ñique.


Fantástica mañana donde la lluvia cesó para que nosotros pudiésemos conocer el lugar.

miércoles, 23 de julio de 2014

5º ENTRENAMIENTO RETO EMPRENDEDOR 2014

5º ENTRENAMIENTO RETO EMPRENDEDOR (RADAZUL)

Este día tocó entrenamiento doble, primero en costa y luego en monte: un día completo.

Comenzamos como siempre con unos buenos estiramientos en el muelle de Radazul.



Después de una buena carrera, llegaron las abdominales.




Jajajaja y las series de velocidad jajajaja y miren cómo terminamos jajajajjajajaja




Así que terminamos esta sesión de mañana con unos estiramientos diferentes y luego nos fuimos a nadar un ratito.




Y después de tanto esfuerzo había que recuperar fuerzas




Nos cambiamos de ropa y nos subimos al monte




Demasiado ejercicio pal cuerpo, así que ya nos fuimos a terminar de reponer fuerzas




Hay que alimentarse bien para poder superar este fantástico reto emprendedor.

martes, 22 de julio de 2014

MI VISITA A ROQUE NEGRO

Fantástica visita al Reino de las Nubes (Anaga)



Concretamente a Roque Negro.



Con unos guías fantásticos: Isra, Iván y Severina. Les presento a Severina; vecina del lugar y gran personaje, que nos dedicó su tiempo dejando el potaje a fuego lento en su casa.





Sabemos que Roque Negro tiene ese nombre debido al roque que domina el paisaje circundante, pero ¿qué es un roque?

Cuando el magma es muy viscoso puede taponar el conducto de salida, siendo los materiales empujados con lentitud, dando lugar a la formación de domos volcánicos conocidos como roques. Son en general de tonalidades claras.

Otros accidentes conocidos como roques, tienen su origen en una fuerte erosión de los materiales circundantes.




Nos cuenta Iván que el roque es de color claro pero que con el agua se ha vuelto negro. El origen del pueblo fue la abundancia de agua, asentándose la gente en el lugar porque la temperatura era mas agradable que en Cruz del Carmen. Se talaron árboles y el carboneo retrocedió el bosque. Terreno que utilizaron para cultivar.

Aqui vemos una antigua terraza ya ocupada de nuevo por el bosque con su cuartito donde guardaban las papas.



La gente de La Laguna llamaban a los de Roque Negro los montañeros, porque eran los que vivían en las montañas.

Era habitual el hacer escobones, escobas, con el tejo, ya que hay mucho por la zona.


Y comienza la clase de botánica con Israel



El Tejo (Erica scoparia ssp. platycodon) pertence a la familia de las ericáces y esta subespecie es un endemismo canario. Es un arbusto alto o árbol pequeño de hasta 6 metros de altura y de hojas perenne.

El tronco es retorcido, de color marrón, con la corteza áspera que se desprende en tiras largas.

 Es fácilmente confundible con el brezo, pero tiene un aspecto más compacto y robusto.
Las hojas son muy parecidas a las del brezo, algo mayores, también lineares, de color verde oscuro brillante, dispuestas de forma más regular alrededor de las ramas, formando una estrella de 6 puntas vistas desde las terminaciones de las ramas, perpendiculares y simétricas a las ramitas, y también más duras al tacto que las del brezo. Por otra parte, los tallitos del tejo son lisos y rojizos, mientras que los del brezo son blanquecinos, más delgados y pelosos.

Las flores y la floración son menos vistosas que las del brezo, formando racimos laterales apiñados, de color rojizo-rosado fuerte, en un pequeño tubo campanulado.
El fruto es una cápsula pequeña de color marrón oscuro que se abre en los días secos del verano.

Comparte hábitat con el fayal-brezal, en las crestas expuestas a vientos húmedos, siendo localmente abundante en el límite superior del monteverde de las islas de Tenerife, La Gomera y El Hierro.


Nos encontramos con viñátigos, que con sus brotes tiernos las ratas se cogen un buen colocón.

Con madroños cuyo  fruto tiene un alto contenido en alcohol cuando está muy maduro.

Con acebiños que los reconocemos por las manchas blancas y negras en sus hojas y las espinas de sus bordes.

Con fallas con troncos rugosos y hojas pequeñas que crecen  en zonas menos óptimas para otras plantas y con más rapidez, por lo que las fallas son la vida del monte. Su fruto también es comestible.

Con laureles que los conocemos por los bultitos que tienen sus hojas en el nervio principal.

Vimos Reina de Monte, Vinca y Salvia de Monte.





Muchísima diversidad y cuando mas entretenidos estábamos nos aparece Seve con una capuchina  (ella la llama marañuela) en la boca silbando. Jajajajaja, nos cuenta que cuando pequeña jugaban con esas flores silbando.


Y comienza la clase de yerbería, con el tomillo de burro para el catarro, el incienso también para el catarro y el azúcar, la flor de la tedera también para el catarro jajajaja que buena es Severina que me daba de todo eso para la bronquitis .




Un  paseo fantástico lleno de sabiduría. También pudimos ver algunas fajinas, para retener la tierra.



Iván nos cuenta que Severina es la alegría de Roque Negro, y lo pudimos comprobar porque por todo el camino iba cantando:

"Ya los montes no florecen
como florecían.
Ya mi novio no me quiere
como me quería"

Salimos del monteverde y llegamos a las huertas, y de nuevo Seve nos sorprende con una clase fantástica de cómo se hace un ruedo de helechos (suegra) para la cabeza con el que carga todo, papas agua,........


Sus mejores papas, las borrallas y como no, una clase de cocina con sus papas a la barquera, donde guisas las papas, las abres a la mitad y le pones dentro orégano.



Las papas las guisaban en la misma huerta; otra clase de cómo hacer el fuego para guisar las papas.


También nos contaba cómo hacían velas con las papas, con aceite y la mecha con tela vieja.

Después de tantas sensaciones y tanto enriquecimiento, llegamos a la plaza y nos encontramos con esto:





Una gran experiencia, volveré.